TSC: Hay indicios de responsabilidad penal en compras de Invest-H

TSC: Hay indicios de responsabilidad penal en compras de Invest-H

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC), el principal ente contralor del Estado, envío hoy un informe al Ministerio Público (MP) donde detalla el «indicio de responsabilidad penal» por parte de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), por las compras realizadas en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Por este caso están señalados Marco Bográn, ex-director de Invest-H, y su ex-administrador Alex Alberto Moraes Girón.

El escrito señala seis hechos detectados en las compras y contrataciones ejecutadas. El primer punto son las «irregularidades» en la compra de siete hospitales móviles y sus respectivas plantas de tratamiento.

El segundo punto señala «inconsistencias» en la adquisición de ventiladores mecánicos y anomalías en el proceso de compra de 250,000 pruebas para Covid-19 las que además «se dañaron por mal manejo». El TSC señala de igual forma la contratación de una empresa familiar del Director Ejecutivo de Invest-H, Marco Bográn.

El informe además señala que el Consejo Directivo de Invest-H «no intervino oportunamente» en las compras realizadas. El ente contralor del Estado precisa a la vez sobre inconsistencias encontradas en la compra de mascarillas.

Del análisis de las pruebas recabadas el TSC encontró méritos suficientes para remitir un nuevo informe al MP, por ser el ente facultado constitucionalmente para ejercer la acción penal pública ante los tribunales de justicia respectivos, tipificando los delitos que correspondan.

A dicho informe lo acompañó el oficio dirigido al fiscal general de la República, Óscar Fernando Chinchilla, en el cual se pide proceder a realizar las acciones correspondientes. La denuncia, precisó el organismo este miércoles, se enmarca en el informe especial No. 002-2020-CEAI-GAE-INVEST-H-B.

El comunicado señala que existen indicios de responsabilidad penal relacionados a la adquisición de 7 hospitales móviles (3 de 91 camas y 4 de 51) y siete plantas de tratamiento de desechos médicos, compra de insumos de bioseguridad personal y equipo biomédico, así como la supervisión de planteles donde se instalarían dichos hospitales, entre otros.

El escrito explica que «la Dirección Ejecutiva de Invest-Honduras, sin consultar a su Consejo Directivo como máxima autoridad y este Consejo sin ejercer las obligaciones que manda la Ley de la Cuenta del Milenio en base a ser su máxima autoridad, realizó en amparo a la emergencia sanitaria nacional desembolsos por valor de 60,757,587.50 dólares, más 21,535,986.76 lempiras».

Identificando, de acuerdo a lo demostrado en este informe, perjuicios a la salud y la economía del país, ya que estas erogaciones lejos de contrarrestar la crisis sanitaria por el Covid-19, impidieron que la misma fuera atacada de manera adecuada.

«El presente informe integral reviste características de solidez y profesionalismo, contiene elementos para acreditar la existencia de indicios de responsabilidad penal, mismo que servirá de soporte al MP para el ejercicio de la acción penal pública ante los tribunales», detalla el TSC.

Menciona que las diligencias realizadas incluyen inspecciones y revisión documental obtenida en Invest-H, Salud y por asistencia internacional gestionada a través de la Cancillería de la República, a fin de constatar cada uno de los hechos identificados.

Asimismo manifiesta que «la amplia auditoría especial» en Invest-H continúa, los informes se notificarán en la medida del avance de las acciones de fiscalización.

Fuente: Radio América