Real Minas de la Villa de San Miguel de Heredia de Tegucigalpa

La ciudad de Tegucigalpa no fue fundada sino debido a la inmigración de mineros que hicieron sus casas debido a los yacimientos de “vetas de plata” que existían en la zona y que fue explotada aproximadamente a partir del siglo XVI.

De allí que el nombre mexica de Tegucigalpa que significa “cerros de plata”. Por consiguiente, la Mina de San Miguel de Heredia fue fundada en 1578 por el español Juan de la Cueva, como centro minero obteniendo el titulo de Villa de San Miguel de Heredia.

En 1821 fue elevada al rango de ciudad. En 1824, el primer congreso de la República de Honduras decretó que las dos ciudades principales del país alternarán como capital del Estado, pero el 30 de octubre 1880 se trasladó la sede del gobierno definitivamente a la ciudad de Tegucigalpa como capital del Estado.

Las ciudades gemelas La capital, como ya es conocido, la comprenden dos ciudades gemelas Tegucigalpa y Comayagüela, que se comunican por un puente de mampostería de siete arcos, construido por Narciso Mallol.

Debido a su gran elevación sobre el nivel del mar, Tegucigalpa en décadas pasadas disfrutaba de un clima sumamente agradable mismo que debido a que la capital se ve cada vez más poblada y con menos agua, producto del corte y quema inmisericorde de los bosques ese clima ha variado mucho.

Tegucigalpa ha sido cuna de ilustres patriotas y estadistas como: Dionisio de Herrera, Francisco Morazán, José Trinidad Caballas, José Trinidad Reyes, general José Santos Guardiola y Marco Aurelio Soto, entre otros.

Etimología de “Tegucigalpa”

De acuerdo a la discusión que sobre el origen de la palabra Tegucigalpa ha promovido el investigador guatemalteco, Favio Rodas N., se formalizó con otras dos opiniones dos hombres de estudios mexicanos, de gran reputación, J. Ignacio Dávila Garibi y Alfredo Barrera Vásquez.

En ese sentido se detalla que: Hay dos hechos importantes en este problema etimológico: el termino Togogalpa , hace referencia a “tototi”, (pájaro en náhuatl y a Toncontín, a poca distancia de Tegucigalpa seiiala el “toncontin”, otro nahuatlismo Í!ldiscutible, que se refiere a un baile de los indios mexicanos.

En México tienen la creencia de que el vocablo Tegucigalpa es de origen náhuatl, pero las etimologías que se han dado no son muy claras. Algunos analistas de hoy en día anotan que el primer alcalde de Tegucigalpa, Juan de la Cueva, nunca visualizó que la encantadora y pintoresca ciudad, se convertiría para este tiempo en la zona más importante de Honduras, y el centro politico donde funcionan las principales oficinas del Estado y sector privado.

De igual forma hoy día la población coincide que pese a los grandes problemas que se enfrentan en la capital por situaciones como la sobrepoblación, delincuencia, carencia de servicios y otros.

Tegucigalpa está presentando una nueva cara en materia de infraestructura principalmente en la actual administración municipal