Cultura de México

Cultura de México

La sociedad mexicana es étnica y regionalmente diversa, y existen marcadas divisiones socioeconómicas dentro de la población. Muchas comunidades rurales mantienen una fuerte lealtad a las regiones, a menudo denominadas patrias chicas («pequeñas patrias»), que ayudan a perpetuar la diversidad cultural.

La gran cantidad de lenguas y costumbres indígenas, especialmente en el sur, también acentúa las diferencias culturales. Sin embargo, El indigenismo, o el orgullo por la herencia indígena, ha sido un tema unificador importante del país desde la década de 1930. En un intento de unir culturalmente al país identificando una cultura exclusivamente mexicana, el gobierno a veces ha apoyado las artes y artesanías populares indígenas, así como las artes clásicas de inspiración europea.

La cultura mexicana refleja la complejidad de la historia del país a través de la combinación de culturas indígenas y la cultura de España, impartida durante los 300 años del dominio colonial español de México. Los elementos culturales exógenos se han ido incorporando a la cultura mexicana con el paso del tiempo.

Vida cotidiana y costumbres sociales

La vida diaria en México varía drásticamente según el nivel socioeconómico, el género, la etnia y las percepciones raciales, las características regionales, las diferencias entre las zonas rurales y las urbanas y otros factores sociales y culturales. Un campesino maya en los bosques de Yucatán lleva una existencia completamente diferente a la de un abogado exitoso en Toluca o un trabajador de clase media baja en Monterrey.

Otras diferencias se ven agravadas por la gran cantidad de expatriados mexicanos en los Estados Unidos quienes eventualmente regresan, ya sea para visitas breves o permanentemente, y a su vez importan muchas formas de vida «estadounidenses». Tales diferencias le dan a México mucho de su carácter y color, pero también presentan al país desafíos tenaces. Pero, a pesar de la amplia gama de estilos de vida y oportunidades de clases en México, algunas similitudes son ampliamente compartidas.

Divisiones de clase

La sociedad mexicana está muy dividida por ingresos y nivel educativo. Aunque una clase media ha luchado por expandirse en las ciudades, la principal división es entre la élite adinerada y educada y los pobres urbanos y rurales, que constituyen la gran mayoría de la población.

La pobreza rural generalizada es un problema grave. Una proporción cada vez mayor de la población rural no tiene tierra y depende del trabajo diario, a menudo por debajo del salario mínimo, para sobrevivir. En muchas áreas, pero particularmente en la mitad norte del país, los grandes terratenientes forman una élite agrícola.

Al controlar extensos recursos y, a menudo, utilizando métodos agrícolas mecanizados modernos, reciben una gran proporción de los ingresos generados por la agricultura. Ha evolucionado una clase media rural, pero representa solo un pequeño porcentaje del total de agricultores.

La familia pilar de la sociedad

La familia sigue siendo el elemento más importante de la sociedad mexicana, tanto en la vida privada como en la pública. El estatus y las oportunidades de un individuo están fuertemente influenciados por los lazos familiares, desde la infancia hasta la vejez.. Muchos hogares, tanto en áreas rurales como urbanas, están habitados por tres o más generaciones debido a la ventaja económica (o necesidad) de compartir un techo, así como a las relaciones tradicionalmente cercanas.

Los mexicanos generalmente mantienen fuertes vínculos con miembros de sus familias extendidas, incluidos los parientes políticos y «adoptivos», es decir, amigos de la familia que generalmente se consideran «tías» y «tíos». Debido a la importancia de la familia en la vida mexicana, no es raro encontrar ancianos, adultos, adolescentes y niños pequeños que asisten a fiestas y bailes juntos.

Como en otros países, las bodas son algunos de los eventos familiares más lujosos en México, pero muchas familias también celebran la fiesta de una joven mujer quinceañera (fiesta de cumpleaños número 15) con extravagancia similar.

Vida Doméstica

En parte como consecuencia de la creciente participación de las mujeres en el trabajo fuera del hogar, en particular entre las clases media y alta, existe una tendencia creciente a compartir las tareas domésticas, incluido el cuidado de los bebés, pero entre las clases bajas el «trabajo de las mujeres» todavía tiende a ser estrictamente circunscrito.

El doble rasero también tiende a prevalecer en lo que respecta a las citas, las actividades de ocio y las opciones educativas. Muchos hombres creen que su propia identidad está ligada a manifestaciones de machismo (chovinismo masculino), mientras que a menudo se espera que las mujeres sean sumisas y abnegadas, un ideal que puede describirse como marianismo , en referencia a la Virgen María.

Aunque muchos mexicanos se han desprendido de esos moldes, la violencia y la discriminacióncontra las mujeres siguen siendo preocupaciones importantes. Además, la mayoría de los incidentes de violencia doméstica no se denuncian ni se castigan debido a las actitudes sociales imperantes y una profunda desconfianza en el sistema judicial

Comida y bebida

Para la gran mayoría de los mexicanos de todos los niveles económicos, la cocina varía mucho según la región, pero depende en gran medida de una antigua trinidad de alimentos básicos: el maíz, los frijoles, que proporcionan una excelente fuente de proteínas y la calabaza.

El arroz es otro alimento básico que generalmente se sirve junto con frijoles. Además, los mexicanos tienden a hacer un uso generoso de aguacates (a menudo en forma de guacamole), chiles, amaranto, tomates, papayas, papas, lentejas, plátanos y vainilla.(un saborizante de origen precolombino). Los pimientos picantes (a menudo servidos en salsa roja o verde) y la sal son los condimentos más comunes.

Las tortillas de maíz a menudo se sirven en un plato junto con los platos principales, y el olor a maíz tostado o quemado impregna muchos hogares. Los productos lácteos y la carne roja, a menudo en forma de comida rápida frita, forman una pequeña parte de la dieta de la mayoría de las personas pobres, pero contribuyen a una alta incidencia de enfermedades cardíacas y diabetes entre las clases medias y las élites. Sin embargo, incluso los mexicanos pobres han comenzado a consumir porciones de alimentos procesados ​​que han llegado en forma de importaciones baratas.

Entre los postres preferidos se encuentran los panes dulces (que incluyen bollos helados y galletas de gran tamaño), chocolates (que se originaron en la Mesoamérica precolombina) y dulce de leche ( leche caramelizada, también llamada cajeta o leche quemada [«leche quemada»]). En las aceras y calles de la ciudad, pequeñas campanas anuncian la proximidad de paleteros, ambulatorios proveedores cuyas pequeña aislado carros están llenos de helados paletas (paleta-como golosinas a base de cremas o jugos) y helados . Las flautas rebozadas con azúcar (tortillas de maíz rellenas fritas), otra delicia, son populares entre los niños.

Las comidas a menudo se riegan con aguas frescas (bebidas dulces acuosas, generalmente refrigeradas), incluida la jamaica (una bebida de color rojo oscuro o púrpura hecha de los cálices de las flores de roselle), horchata (una bebida con leche a base de arroz) y bebidas con sabor a sandía. u otra fruta fresca. También son populares los refrescos, licuados (batidos de frutas o batidos) y jugo de naranja recién exprimido.

Se atribuye gran fama y potencia al mezcal, una clase de bebidas de agave fermentado que incluye tequila (elaborado con al menos un 51 por ciento de agave azul en las cercanías de la ciudad de Tequila). Las cervezas nacionales e importadas también tienen una gran demanda entre quienes consumen alcohol. Durante las vacaciones de Navidad y el Día de Muertos, una de las bebidas más populares es el atole (o atol ), una combinación caliente de harina de maíz o arroz, agua y especias.

Los platos populares varían según la región y las circunstancias individuales, pero algunos de los alimentos más disfrutados incluyen tortillas (envolturas de pan plano hechas de harina de trigo o maíz), enchiladas, tamales de harina de maíz (cocidos en hojas de maíz u hojas de plátano), burritos, tacos, tortas (sándwiches de pollo, cerdo o queso y verduras envueltos en un rollo duro), chiles rellenos y quesadillas (tortillas rellenas de queso suave y carne).

Otros favoritos son las sopas y guisos picantes como el menudo (hecho con callos de res y verduras frescas) y el pozole (maíz y cerdo guisados). Platos de mariscos como pulpo (pulpo), chilpachole(sopa de cangrejo picante) y ceviche (mariscos marinados en jugo de lima o limón) son más populares en las zonas costeras y lacustres. En Oaxaca y algunos otros estados, los chapulines (saltamontes) fritos y condimentados se consideran un manjar. Uno de los favoritos entre los indios nahuas es el huitlacoche (hongo del maíz) que se sirve dentro de quesadillas fritas en grasa.

Muchas familias y hogares todavía se reúnen para una gran comida del mediodía a las 2 o 3 PM , seguida de una siesta (siesta de la tarde), pero esa tradición, una vez muy asociada con la vida mexicana, al menos por los extranjeros, se ha vuelto menos común debido a la compañía. horas de almuerzo obligatorias, largos desplazamientos en la Ciudad de México y las demandas impuestas a los trabajadores agrícolas y fabriles que se encuentran lejos de sus hogares. Los grandes supermercados ahora existen junto a las ferias (mercados) locales , pero, en ciudades y pueblos más pequeños, así como en muchos vecindarios urbanos, los mercados callejeros al aire libre todavía están activos.

Fiestas y festivales

La mayoría de las fiestas mexicanas están asociadas con las fiestas cristianas, incluido el Carnaval previo a la Cuaresma, la Pascua y las fiestas navideñas ( Las Posadas, que duran desde el 16 de diciembre hasta la víspera de Navidad, el 24 de diciembre), así como las fiestas de los santos patrones.

El 12 de diciembre es la fiesta de la patrona del país, la virgen de Guadalupe. Durante varias semanas de enero, la ciudad de Morelia celebra su fiesta de la Inmaculada Concepción, y el 17 de enero las mascotas y el ganado en muchas áreas se engalanan con flores y cintas para la fiesta de San Antonio Abad.

En todo el mundo, México es conocido por su celebración del Día de los Muertos el 1 de Noviembre, que también se conoce como el Día de Todos los Santos. Las festividades de Halloween (31 de Octubre) y El Día de los Difuntos (2 de Noviembre) también son importantes a nivel local. Durante ese período y en las semanas anteriores, las familias celebran los espíritus de sus seres queridos fallecidos de diversas formas, entre ellas erigiendo ofrendas (pequeños altares) en sus casas, decorando tumbas y comiendo dulces con forma de calavera y panes dulces. Es tanto una celebración de los antepasados ​​de uno, con quienes muchos creen que pueden comunicarse durante esos eventos, como una aceptación de la muerte como algo natural e inevitable en lugar de ser algo temible.

Además