Hipólito Casiano Flores

Nació en San Antonio de Flores, murió en Comayagua. Sacerdote del clero regular, fue Obispo de Honduras entre 1854-1857. Intentó la reforma del clero, por lo cual obligó a algunos sacerdotes a cambiar de parroquia, insistiendo mucho más en la disciplina del clero y en los derechos de la Iglesia. Tras su muerte y el estallido de la llamada Guerra de los Padres, en oposición a la administración Guardiola, la autoridad estatal impuso su criterio para el nombramiento del nuevo Obispo.