José Azcona Hoyo

Nació en La Ceiba (1927), falleció en Tegucigalpa (2005) de padres españoles. Graduado de Ingeniero Civil en la UNAH. (1970), con estudios especializados en México en vivienda, planificación y desarrollo urbano. Trabajó varios años en la Federación Hondureña de Cooperativas de Vivienda. Militó en el Partido Liberal, en 1977 fue electo miembro del Consejo Central Ejecutivo del mismo y en 1979 ocupó, en el mismo organismo, la Secretaría de Organización y Propaganda.

Brindó su apoyo a la candidatura presidencial de Roberto Suazo Córdova, con el que posteriormente rompió luego de haber sido desplazado de la presidencia del Consejo Central Ejecutivo. Postuló su propia candidatura, dentro del Liberalismo, ganando las elecciones presidenciales celebradas en noviembre de 1985, tomando posesión el 23 de diciembre para el período 1986-1990. Su victoria en las urnas tuvo características especiales, ya que si bien, a título individual, fue superado por el candidato del principal partido de oposición, Rafael L. Callejas, fue declarado ganador de acuerdo a las reformas introducidas en la Ley Electoral.

Al haber ganado Azcona las elecciones internas en el Partido Liberal, incorporó los votos de los otros candidatos de su partido, para acumular un total de 786,594 votos por 701,406 obtenidos por el Partido Nacional; (a título personal Azcona recibió 424,358 en tanto Callejas obtuvo 656,882 sufragios). Asumió la presidencia bajo expectativas de que lograría imponer, dada su personalidad, un gobierno de aus­ teridad y dignidad nacional; desafortunadamente, continuó la tendencia, ya visible en su predecesor, de subordinación de los intereses civiles a los castrenses y a los geo-políticos de los Estados Unidos, no siempre en armonía con los verdaderos intereses del país. Por otro lado, la profundización de la crisis económica y social se puso más en evidencia. El fraccionalismo al interior de su Partido limitó su gestión administrativa, evidenciándose en varias ocasiones el desacuerdo entre el Poder Ejecutivo y Legislativo a pesar de estar ambos controlados por el Liberalismo.

Por su parte, Azcona no intentó unificar esas crecientes divisiones centradas alrededor de aspirantes a la nominación presidencial para el cuatrienio 1990-1994, dando la impresión, confirmada por él mismo, de concluir su período presidencial tan pronto como fuera posible.

Durante su administración continuó aceleradamente el endeudamiento externo del país, así como la devaluación monetaria a través del mecanismo conocido como CETRAS, que benefició al sector exportador nacional y extranjero, lo que ya apuntaba hacia la consolidación económica de este grupo de presión, que ya en la Admi­nistración Callejas desplazó de la, cúpula del poder al sector ganadero terrateniente, el cual tradicionalmente había ocupado el poder político de la Nación. Militó en el partido Liberal, afiliado a la corriente rodista.

Durante la Administración Suazo Córdova fungió como Ministro de Comunicaciones, Obras Públicas y Transporte. En 1985 fue electo Presidente de la República para el período (1986- 1990). Durante su período debió hacer frente al conflicto bélico centroamericano y a la crisis económicas, más la presencia militar estadounidense y nicaragüense, en nuestro territorio.

Con motivo de los IV Juegos Deportivos Centroamericanos se construyó la Villa Olímpica en Tegucigalpa bautizada con su nombre. Participó en las negociaciones de paz del istmo que hicieron posible el desarme, la desmovilización de tropas y la celebración de elecciones en Nicaragua, poniendo fin a la guerra civil que había desangrado a la región.