Los Chortís, descendientes directos de los Mayas – La Civilización Maya

Es común estando en Copán Ruinas, observar la presencia de una buena cantidad de chortís (en su lengua significa: «boca de milperos»), provenientes de las aldeas cercanas como El Carrizal, Catedral, El Encantadito y El Quebracho, entre otras, que bajan a Copán Ruinas para hacer su intercambio de productos.

Esta cultura viva es considerada como los descendientes directos de los mayas, quienes conservan la tradición ancestral del maíz y apadrineo del agua. Esta etnia se localiza también en el Departamento de Ocotepeque, una estrecha franja de los departamentos de Cortés, Santa Bárbara y parte de Guatemala. Su área geográfica posiblemente se extendía al Sur de El Salvador.

Ver también La etnia Chortís en Honduras

Los indígenas de habla chortí pertenecen cultural y lingüísticamente a los grupos mayas meridionales y por ello están más estrechamente con los mayas de Yucatán, Belice y la parte norte de Guatemala. El grupo identificado como choles, que habitan en Chiapas son lingüísticamente y culturalmente primos de los chortis. Esta cultura conservan su identidad propia, su lengua aún existe, su forma de vestir se mantiene también. Además el uso de los instrumentos musicales como la teponagua, el cutín, el tambor, el pito, el chinchín o sonaja y el cuerno. El rito “El baile de los gigantes”, se practica en algunos lugares.

Copán por la majestuosidad de su estructura arquitectónica, la calidad y exquisitez de sus monumentos labrados en piedra, pedernal, jade, obsidiana, por la técnica de alto y bajo relieve en las esculturas y estelas, la bien conservada cancha para el juego de pelota y la escalinata de los jeroglíficos, el famoso arqueólogo Sylvanus Morley la calificó como la “Atenas del Nuevo Mundo”. Este mérito fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) al declararla “Sitio de Patrimonio Mundial” en 1980, asimismo el gobierno de la República de Honduras, la declaró Monumento Cultural en 1982.

Las Ruinas de Copán son visitadas cada año por más de 100,000 personas de unos 60 países, con el propósito de observar y admirar los restos de una milenaria metrópoli maya. A pocos kilómetros del parque arqueológico de Copán se encuentra el sitio arqueológico El Paraíso, cuya importancia la determinan los últimos descubrimientos asociados con la ciudad de Copán equidistante entre ésta y la subordinada Quirigua, cuyo gobernante se sublevó ante la autoridad del rey 18 Conejo, quien castigó ese acto.

Más tarde el gobernante maya pagó con su vida la decisión, ya que el gobernante Kak Tiliw lo tomó prisionero y lo decapitó. Copán fundada por los mayas, floreció en un precioso valle. Es el sitio arqueológico maya mas estudiado por los arqueólogos y donde se encuentran la mayor cantidad y las mejores estelas del Mundo Maya. El corazón del complejo es la Acrópolis con 15 estructuras construidas alrededor de dos patios centrales. El principal centro de ceremonias cubre alrededor de 75 acres y se compone de pirámides, templos, campos de juego y estelas.

A poco más de un Kilómetro del Centro de Ceremonias, se encuentra las sepulturas, una antigua zona residencial con estructuras que van desde modestas casas de trabajadores, hasta palacios reales donde residían los miembros de la nobleza. Allí también se encuentra el más moderno Museo de Esculturas Mayas con más de 20,000 piezas de exhibición. Al norte de Copán, se encuentra el sitio arqueológico El Puente, que se distingue por sus palacios restaurados, que rodean el sitio.

Este sitio arqueológico es una ciudad satélite de Copán. El Puente cuenta con un edificio para visitantes y un pequeño museo, en el que se exhiben diferentes artefactos de la vida cotidiana de los mayas, entre los que se encuentra un conjunto de fina cerámica, vasijas, incensarios, ollas, e incluso, un entierro muy bien conservado.

Temas: