Ley contra el Enriquecimiento Ilícito de los Servidores Públicos

DECRETO NUMERO 301
EL JEFE DE ESTADO, EN CONSEJO DE MINISTROS,
D E C R E T A:
La siguiente:
LEY CONTRA EL ENRIQUECIMIENTO ILICITO DE LOS SERVIDORES PUBLICOS
CAPITULO I
OBJETO Y APLICACION DE LA LEY,
DECLARACION DE BIENES
Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto establecer las condiciones necesarias para el ejercicio honesto de la función pública, así como salvaguardar el patrimonio estatal, sancionando a los servidores del Estado que se valgan de sus cargos o empleos para enriquecerse ilícitamente.
Artículo 2. Estarán sujetos a las disposiciones de esta Ley los funcionarios y empleados que presten servicios remunerados en cualquiera de los Poderes del Estado, sus Organismos, Dependencias, Establecimientos e Instituciones centralizadas, autónomas, semiautónomas o de cualquier otro tipo.
Comprende además, a toda persona natural o jurídica que perciba sueldos, o maneje bienes y fondos del Estado, o decida sobre pagos o inversión de fondos públicos.
Artículo 3. Excepto en casos de emergencia calificados por la Contraloría General de la República, ninguna de las personas a que se refiere el Artículo 2 que antecede podrá tomar posesión de su cargo sin antes haber presentado ante la Dirección General de Probidad Administrativa, dependiente de la Contraloría General de la República, una declaración jurada y detallada de todos los bienes, cualquiera que sea su naturaleza, acciones o créditos que formen su patrimonio, así como una relación de su pasivo y, separadamente, los de su cónyuge, compañero o compañera de hogar, hijos bajo patria potestad y pupilos, así como de los bienes ajenos que administre, con indicación, en su caso, del pasivo que los afecte.
Artículo 4. La declaración a que se refiere el artículo anterior:
1) Cuando se trate de inmuebles o muebles sujetos a inscripción, indicará el número y tomo del Registro que les ampare;
2) Cuando se trate de otra clase de bienes u obligaciones, indicará con claridad y precisión todos los datos que permitan identificar sin dudas el bien, acción, crédito u obligación;
3) Proporcionará además todos los datos e informes que indique el Reglamento de esta Ley.
La Declaración deberá acompañarse de los documentos que la justifiquen.
Artículo 5. Todo Servidor Público que por cualquier motivo cesare en el desempeño de su cargo, estará obligado a presentar en los términos que señala el Artículo 21 de la presente Ley, según el caso, nueva declaración de bienes actualizada con todos los requisitos establecidos en los Artículos 3 y 4 que anteceden.
La obligación a que se refiere el párrafo anterior, quedará a cargo de los herederos cuando el servidor público cese en el desempeño de su cargo por razón de muerte.
Artículo 6. Están exentos de presentar Declaración:
a) Los Servidores Públicos que devenguen un sueldo o salario menor de Dos Mil Lempiras (L.2,000.00), y que no manejen fondos o bienes del Estado;
b) Los que ejercieren funciones provisionales por un período máximo de noventa (90) días, y;
c) Los maestros, profesores y catedráticos de cualquier nivel educativo, siempre y cuando su función sea exclusivamente docente1.