Parque Nacional Montaña de Santa Bárbara

  • Go to English version
  • Tiene algunos de los ecosistemas menos explorados y más diversos de Centro América. El pico más alto del Parque Nacional Santa Bárbara es la Montaña Santa Bárbara. Con una altura de 2,744 metros sobre nivel de mar (msnm), es la segunda montaña más alta de Honduras.

    La Montaña Santa Bárbara se declaró como Parque Nacional en 1987. El Parque contiene bosques nublados, bosques húmedos y bosques de pino constituidos en una superficie total de 321.23 km2, lo cual incluye una zona de amortiguamiento de 190.27 km2 y una zona núcleo de 130.96 km2 sobre los 1800 msnm.

    La Montaña Santa Bárbara es una formación masiva de cal, caracterizada por una red de cuevas y túneles. Por esta razón, no se encuentra agua superficial en las partes altas de la montaña; el agua filtra por la piedra porosa a las 50 comunidades que dependen de la montaña y sus cuencas por el abastecimiento de agua potable. La Montaña Santa Bárbara es la única montaña caliza de altura en Centro América.

    Aunque tenga en común con Montaña Celaque algunas especies vegetales de montaña como Abies Guatemalensis, Taxus globosa y Drimys granadensis, la composición caliza, la topografía y la escasez de agua superficial han creado ecosistemas especiales. Hay varios tipos de ecosistemas de bosque en el Parque Nacional Santa Bárbara que son singulares en Honduras y no se encuentran en ningún otro País de Centro América y son:

    El Parque Nacional Santa Bárbara colinda al este con el Lago de Yojoa y al este con el Parque Nacional Cerro Azul Meámbar. El lago y ambos Parques Nacionales, constituyen una de las regiones con más diversidad biológica en Honduras.

    La región contiene 17 ecosistemas individuales y se encuentran: 169 especies reportadas de helechos que constituye un 25% de los helechos reportados en Honduras. 407 aves, que representa un 55% de todas las especies de aves identificadas en Honduras.

    15 plantas endémicas que sólo Honduras lo posee, como la hierba Petravenia cyrill-nelsonii, y la palma ornamental Cryosophilla williamsii. De las especies identificadas de reptiles y anfibios en Honduras, se estima que posee un 40%.

  • Go to English version