Parque Nacional Cerro Azul Meámbar

Se encuentra entre la Empresa Hidroeléctrica Francisco Morazán (El Cajón) y el Lago de Yojoa; abarcando parte de los municipios de Siguatepeque, Meámbar y Taulabé en el departamento de Cortés, fue declarado como Parque Nacional en 1987.

Cerro Azul Meámbar cuenta con un área de amortiguamiento de 478 km2, los cuales se elevan desde 415 mts, hasta 2080 msnm. El Parque contiene una gran biodiversidad de especies y ecosistemas debido a sus diferentes rangos de elevación entre ellos bosque húmedo tropical, bosque de pino, y bosque nublado.

Desde diferentes puntos del parque se disfruta magníficas vistas del Lago de Yojoa, y a lo lejos del Valle de Sula. Para accesar al Parque, se toma el desvío en la Guama a través de una calle de tierra y continúa subiendo hasta llegar al Centro de Visitantes de “Los Pinos”.

El Parque Nacional Cerro Azul Meámbar es de gran importancia para las comunidades aledañas a el; el agua y la electricidad son las razones de mayor importancia. Estas reservas de agua garantizan el constante abastecimiento de agua a los pueblos cercanos y también posee la represa hidroeléctrica Francisco Morázan, la más grande del país.

Aproximadamente el 60% de la producción de agua del Azul Meámbar, alimenta la cuenca de este embalse un 30%; así como también, la alimenta la Cuenca del Lago de Yojoa y de otra represa hidroeléctrica ubicada en las cercanías del Lago.

El 10% restante abastece de agua a las comunidades aledañas al Parque Nacional. Más de 170 especies de aves son encontradas en el Parque. Durante su visita el Parque Nacional Cerro Azul Meámbar, muchos lo han comparado con un pequeño Jardín del Edén.

El paisaje es adornado por numerosas cascadas y caídas de agua que decoran con su presencia el panorama. El Centro de Visitante “Los Pinos”, es un lugar que cuenta con cabañas provistas de camarotes con ropa de cama necesaria para pasar la noche. Las cabañas son de concreto y tienen baños lavables y ducha con agua fría.