Ley de COHDEFOR

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
República de Honduras, C. A.
Ley de la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal
(gaceta no.21179 del 10/01/1974)
Capitulo I
Creación, Objeto y Domicilio
Artículo 1
Créase la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (COHDEFOR), como
institución semi-autónoma, con personalidad jurídica y patrimonio propios.
Artículo 2
La Corporación tendrá por objeto hacer un óptimo aprovechamiento de los recursos
forestales con que cuenta el país, asegurar la protección, mejora, conservación e
incremento de los mismos y generar fondos para el financiamiento de programas
estatales, a fin de acelerar el proceso de desarrollo económico y social de la nación.
Artículo 3
La Corporación será el organismo ejecutor de la política forestal del Estado, y sus
programas y proyectos deberán estar en armonía con el Plan Nacional de Desarrollo.
Artículo 4
La Corporación tendrá su domicilio en la capital de la República; su duración será
indefinida y sus obligaciones contaran con la más completa garantía del Estado.
Artículo 5
(Derogado por decreto no.31 de 1992, gaceta no. 26713 de 06/abril/1992).
Corresponde al estado, por medio de la corporación, el control de todos los bosques
localizados en áreas forestales públicas o privadas. En Consecuencia, su
conservación, reforestación, exploración o aprovechamiento y la industrialización y
comercialización de los productos derivados de los mismos, serán funciones de
aquella de conformidad con la presente Ley. Para los fines de lo dispuesto en el
párrafo anterior, la corporación formulara programas para proteger y conservar los
bosques y para reforestar las tierras desarboladas de vocación forestal y establecerá
los sistemas o formas de organización que deberán emplearse para ejecutar los
mencionados programas. Cuando las áreas forestales sean de propiedad privada, las
personas naturales y jurídicas titulares del dominio estarán obligadas a actuar de
conformidad con dichos programas. Tales personas tendrán derecho, si han cumplido
adecuadamente con las indicadas obligaciones, a recibir de parte de la corporación

los incentivos que esta establezca y a que se les pague el precio de los productos
forestales que se extraigan, de acuerdo con el artículo 6 de la presente ley.
Artículo 6
(Derogado por decreto no.31 de 1992, gaceta no. 26713 de 06/abril/1992).
La corporación aprovechara los bosques bajo cualquiera de las modalidades que
escoja y determinara la oportunidad de su explotación. En todo caso, las personas
naturales o jurídicas propietarias de áreas forestales privadas, así como las
municipalidades y las comunidades indígenas, tendrán derecho, cuando se realice el
aprovechamiento, al pago de un precio cuyo monto y condiciones serán fijados por la
corporación con base en los criterios que establezca.
Artículo 7
(Derogado por decreto no.31 de 1992, gaceta no. 26713 de 06/abril/1992).
El corte, aserrío e impregnación de la madera y la extracción y destilación de resinas
serán hechas por la corporación en forma directa, o a través de empresas de capital
mixto o de capital privado formadas en su totalidad por hondureños o de asociaciones
de campesinos o cooperativas. La industrialización De los recursos forestales también
será hecha por la corporación o por las empresas de capital mixto o de capital privado
a que se refiere el párrafo anterior y que aquella autorice. La pequeña industria y las
Actividades artesanales no requerirán de la autorización mencionada. Cuando Por la
complejidad de la tecnologías, la magnitud del financiamiento requerido o el acceso a
los mercados externos, la industrialización o comercialización de los productos
terminados no puedan ser realizadas por las empresas a que alude el párrafo primero,
el capital extranjero podrá participar en una proporción no superior al cuarenta y nueve
por ciento (49%). La participación mayoritaria de capital hondureño podrá estar
constituido por aportaciones de la corporación u otras entidades estatales análogas y
por capital de hondureños o de empresas formadas en su totalidad por hondureños.
En el caso de industrias forestales que el poder ejecutivo declare como básicas para
el desarrollo del país, la corporación u otras entidades estatales análogas deberán
tener el 51% por lo menos, del capital de la respectiva empresa. La exportación de la
madera y su comercialización interna al por mayor, así como la de los productos de
destilación de resinas, será función privativa de la corporación.
Artículo 8
(Derogado incisos por decreto no.31 de 1992, gaceta no. 26713 de 06/abril/1992).
Corresponde a la corporación:
a) ejercer las atribuciones que la ley respectiva confiere a la administración forestal del
estado;
b) promover y realizar investigaciones silvicolas, industriales y de mercado tendientes
a desarrollar y mejorar tecnologías propias de su campo y a lograr un mejor
aprovechamiento de los factores productivos y de las condiciones del mercado;
c) ejecutar trabajos permanentes y sistemáticos para proteger los bosques contra
incendios, plagas, enfermedades, el pastoreo destructivo y para evitar la erosión de
los suelos;
d) promover la aplicación de las técnicas necesarias para la adecuada utilización de
los suelos de vocación forestal;
e) ejecutar directamente, o en colaboración con las entidades respectivas, los trabajos
indispensables para la protección de las cuencas hidrográficas;

f) constituir y operar empresas industriales y comerciales de carácter forestal,
fomentar las que considere convenientes para el logro de sus fines o participar en el
capital de las mismas. Esta función la realizara en forma coordinada con los
programas que formule la corporación nacional de inversiones y el banco nacional de
fomento;
g) otorgar financiamiento o garantías a los empresarios que faculte para extraer
productos forestales;
h) Contratar préstamos dentro o fuera del país;
i) emitir títulos valores; y,
j) las demás atribuciones que sean necesarias para alcanzar sus objetivos.
Capítulo III
Organización
Artículo 9
(Reformado por decreto no.199 de 1983, gaceta no. 24172 de 25/noviembre/1983).
La Dirección Superior de la Corporación corresponderá a un Consejo Directivo
integrado por:
a) El Presidente de la República, quién lo presidirá
b) El Secretario de Estado en los Despachos de Recursos Naturales
c) El Secretario de estado en los Despacho de Economía y Comercio;
d) El secretario de Estado en los Despachos de Hacienda y Crédito Público;
e) El Secretario de Estado en los Despachos de Defensa y Seguridad Pública.
f) El Secretario Ejecutivo del Consejo Superior de Planificación Económica.
g) El Director Ejecutivo del Instituto Nacional Agrario
h) Un representante propietario y suplente de los empresarios madereros.
i) Un representante propietario y un suplente de las asociaciones y cooperativas
campesinas involucradas en la explotación forestal.
J) un representante propietario y suplente de la industria secundaria de la madera.
Serán suplentes de los Secretarios de Estado sus respectivos Sub-Secretarios, del
Secretario Ejecutivo del Consejo Superior de Planificación Económica y Director
Ejecutivo del Instituto Nacional Agrario, el Secretario Adjunto y Sub- Director
respectivamente.
Los miembros propietarios y suplentes a que se refieran los incisos h), i) y j) del
presente artículo, serán nombrados en el mes de diciembre por el Poder Ejecutivo, a
través de la Secretaría de Recursos Naturales por un período de dos años y tomarán
posesión de sus cargos el 2 de enero, pudiendo ser reelectos.
Dicho nombramiento se hará escogiendo de una terna de candidatos que presenten:
La Asociación de Madereros de Honduras, las Asociaciones y Cooperativas
campesinas y la Asociación Nacional de Industriales. La Secretaría de Recursos
Naturales reglamentará el procedimiento para la designación y presentación de la
terna de candidaturas por las entidades aquí señaladas. En caso de que las
asociaciones o entidades indicadas no hagan la propuesta de sus candidatos en la
forma y tiempo previsto, el nombramiento de representantes lo hará libremente la
Secretaría de Recursos Naturales.

Artículo 10
El Consejo Directivo ejercerá sus funciones con absoluta independencia y bajo su
exclusiva responsabilidad dentro de las normas establecidas por esta Ley y sus
reglamentos. Todo acto, resolución u omisión del Consejo Directivo que contravenga
disposiciones legales o reglamentarias, hará incurrir en responsabilidad personal y
solidaria para con la Corporación, el Estado o terceros, a todos los integrantes del
consejo directivo que estuvieren presentes en la sesión respectiva, salvo aquellos que
hubieren hecho constar su voto contrario en el acta de la sesión en que se hubiere
tratado el asunto. Incurrirán en responsabilidad personal los que divulgaren cualquier
información de carácter confidencial relacionada con la corporación y los que
aprovecharen cualquier información para fines personales o en perjuicio del Estado,
de la Corporación o de terceros.
Artículo 11
(Reformado por decreto no.199 de 1983, gaceta no. 24172 de 25/noviembre/1983).
La Presidencia del Consejo Directivo será ejercida por el Presidente Constitucional de
la República y, en ausencia de éste, por los Secretarios de Estado en el orden
establecido en el artículo 9 reformado por este decreto.
Artículo 12
(Reformado por decreto no.199 de 1983, gaceta no. 24172 de 25/noviembre/1983).
El Consejo Directivo se reunirá ordinariamente una vez al mes y en forma
extraordinaria cuando sea convocado por el Gerente General con la aprobación del
Presidente. Para que el Consejo pueda celebrar sesiones se requerirá la presencia de
por lo menos seis (6) de sus miembros y las resoluciones se tomarán con el voto
favorable de por lo menos seis (6) de los miembros asistentes.
Artículo 13
(Derogado por decreto no.199 de 1983, gaceta no. 24172 de 25/noviembre/1983).
Para la celebración de las sesiones del consejo se requiere la presencia de por lo
menos cuatro (4) de sus miembros y las resoluciones se tomaran Con el voto
favorable de cuatro (4) de los miembros asistentes. En caso de empate el presidente
tendrá voto de calidad.
Artículo 14 (Derogado por el Decreto 31-92)
(Reformado por decreto no.199 de 1983, gaceta no. 24172 de 25/noviembre/1983).
La administración superior de la Corporación estará a cargo de un Gerente General y
un Sub – Gerente; además actuará como organismo de apoyo, un Comité Ejecutivo
integrado por los siguientes miembros del Consejo Directivo:
a) El Secretario de Estado en el Despacho de Recursos Naturales
b) El Director del Instituto Nacional Agrario
c) El Secretario de Estado en los Despachos de Hacienda y Crédito Público.
d) El Secretario Ejecutivo del Consejo Superior de Planificación Económica.
e) El Representante de los Empresarios Madereros
f) El Representante de las Asociaciones y Cooperativas Campesinas.
g) El Representante de la Industria Secundaria de la Madera.
En ausencia de los titulares los sustituirán sus respectivos suplentes.

El Consejo Directivo nombrará de entre los miembros del sector público, un
Presidente del Comité, quien no tendrá voto de calidad.
El Comité sesionará ordinariamente, (por lo menos) dos (2) veces al mes, y
extraordinariamente cuando se estime conveniente.
Habrá quórum con la asistencia de cuatro (4) de sus miembros y actuará como
Secretario el señor Gerente General; las decisiones se tomarán por consenso y en
caso de no llegarse a ningún acuerdo, los asuntos no resueltos se llevarán a la
consideración del Consejo Directivo.
El Gerente General y Sub- Gerente, serán nombrados por el Poder Ejecutivo, a través
de la Secretaría de Recursos Naturales.
El Sub- Gerente desempeñará las funciones que le designe el Gerente General, y le
reemplazará en casos de ausencia, o de cualquier otro impedimento temporal.
Artículo 14 A (Derogado por Decreto 31-92)
El Comité Ejecutivo tendrá las atribuciones siguientes:
a) apoyar al Gerente General en sus funciones administrativas
b) actuar como órgano de dirección del Departamento de Comercialización y fijar
su política operacional a través de la Gerencia General;
c) fijar y ajustar periódicamente los precios de compra interna de la madera y los
precios mínimos de su venta externa;
d) velar porque los programas del Sistema Social Forestal se ejecuten con
carácter prioritario y dentro de los términos aprobados por el Consejo Directivo;
y,
e) las demás que le delegue el Consejo Directivo
Artículo 14 B
El nombramiento para el primer período de los representantes de los empresarios
madereros, asociaciones y cooperativas campesinas y de la industria secundaria de la
madera en el Consejo Directivo de la COHDEFOR, a que se refiere el artículo 9, literal
h) y j) que se reforma mediante este decreto, se hará dentro de treinta (30) días
siguientes a su vigencia y los nombrados iniciarán sus funciones a partir de la fecha
de la posesión de sus cargos, terminando las mismas el 31 de diciembre de 1984
Artículo 15
El Gerente General y el Sub-Gerente deberán ser hondureños por nacimiento,
mayores de edad y de reconocida honorabilidad y capacidad para desempeñar sus
funciones. No podrán ser nombrados Gerente General o Sub-Gerente de la
Corporación los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de
afinidad de cualquiera de los miembros del Consejo Directivo. El Gerente General y el
Sub-Gerente deberán dedicar todas sus actividades al servicio de la Corporación, y
mientras estén en ejercicio no podrán desempeñar otros cargos remunerados o adhonores,
excepto los de carácter docente. Para tomar posesión de sus cargos, el
Gerente y Sub-Gerente deberán rendir la fianza que determine la Contraloría General
de la República.
Artículo 16

La Corporación tendrá la organización administrativa que el Consejo Directivo
acuerde.
Artículo 17
El Consejo Directivo tendrá las siguientes atribuciones:
a) formular la política general y aprobar los programas de la entidad, de acuerdo con
el plan nacional de desarrollo;
b) supervisar el funcionamiento general de la Corporación, verificando su conformidad
con la política general y los programas adoptados;
c) aprobar los reglamentos que sean necesarios para el mejor funcionamiento de la
Corporación;
d) proponer al Poder Ejecutivo el nombramiento, suspensión o remoción del Gerente
General y del Sub-Gerente;
e) nombrar, suspender o remover al Auditor Interno;
f) nombrar, suspender o remover, a propuesta del Gerente General, los asesores y
jefes de departamento;
g) aprobar anualmente el programa de trabajo de la institución, el presupuesto por
programas y las normas para la ejecución de este;
h) autorizar las inversiones que no estén contempladas en el presupuesto y los gastos
de operación que estas impliquen;
i) Aprobar los manuales e instructivos de operación de la corporación en conformidad
con los objetivos y facultades establecidas en esta Ley;
j) acordar la emisión de valores, previo dictamen favorable del Banco Central; k)
autorizar los contratos y convenios que por monto y naturaleza se
Reserve;
l) autorizar la constitución de empresas forestales propias o la participación en el
capital de empresas mixtas;
ll) proponer al Poder ejecutivo la emisión de los reglamentos y demás medidas que
sean necesarias para facilitar el logro de los objetivos de la Corporación y la correcta
aplicación de la Ley Forestal;
m) aprobar la contratación de representantes y la apertura de agencias o sucursales a
propuestas del Gerente General;
n) conocer, evaluar y aprobar el informe anual del Gerente General y los estados
financieros de la Institución; y,
n) Las demás que señalen la presente Ley y sus reglamentos.
Artículo 18
Son atribuciones del Gerente General:
a) ejercer la representación legal de la Corporación;
b) proponer al Consejo Directivo la organización interna de la Corporación, ejercer la
administración de éstas y ejecutar las disposiciones que aquel adopte;
c) someter anualmente a la aprobación del Consejo Directivo el plan de trabajo, el
proyecto de presupuesto por programas, el informe de labores y los estados
financieros de la Corporación;
d) Nombrar, trasladar, promover, suspender o remover, de acuerdo con las
disposiciones legales y reglamentarias correspondientes, a los empleados de la
institución;
e) someter al Consejo Directivo los informes legales, técnicos y financieros que sean
necesarios para adoptar acuerdos relacionados con las operaciones de la
Corporación;

f) adoptar, dentro de la esfera de sus atribuciones, todas las medidas indispensables
para alcanzar los objetivos de la Corporación y resolver los asuntos que no fueran de
la competencia del Consejo Directivo;
g) asistir con voz pero sin voto, a las sesiones del Consejo Directivo y actuar como
secretario del mismo;
h) remitir al Poder Ejecutivo, por medio de la Secretaria de Recursos Naturales, el
informe anual de las labores realizadas por la Corporación una vez que haya sido
aprobado por el Consejo Directivo e,
i) las demás que le fueren señaladas por esta Ley, la Ley Forestal, los reglamentos y
los acuerdos o resoluciones del Consejo Directivo.
Capítulo IV
Régimen Patrimonial y Control Financiero
Artículo 19
El patrimonio inicial de la Corporación será de tres millones de lempiras, que
aportará el Estado.
Los recursos de la Corporación podrán incrementarse por:
a) los bienes y valores que el Estado le transfiera;
b) las utilidades que obtenga de las inversiones que realice y por los intereses que
generen sus depósitos bancarios;
c) las herencias, legados y donaciones que sean aceptadas por la Corporación; d) los
prestamos internos o externos que contrate para la realización de sus fines;
e) la parte de las utilidades que obtenga la Corporación y que el Poder Ejecutivo le
asigne a propuesta del Consejo Directivo;
f) cualesquiera otros valores, bienes o recursos que adquiera a cualquier titulo
g) el producto de las multas que imponga de conformidad con las disposiciones de la
presente Ley, la Ley Forestal y los Reglamentos.
Artículo 20
La Corporación estará exenta de toda clase de impuestos estatales y municipales.
Artículo 21
Los fondos de la Corporación serán depositados regularmente en el Banco Central de
Honduras. Las utilidades netas que anualmente obtenga la Corporación pasarán a
formar parte de la Hacienda Pública, exceptuando la parte a que se refiere el inciso e)
del artículo 19.
Artículo 22
La fiscalización de las cuentas y operaciones de la Corporación estará a cargo de un
Auditor Interno, quien deberá reunir los mismos requisitos exigidos para ser Gerente
General y responderá exclusivamente ante el Consejo Directivo. Dicho auditor
informará sin tardanza al Consejo Directivo y al Gerente General de los reparos y
recomendaciones que formule.
Artículo 23
El Consejo Directivo podrá contratar personas naturales o jurídicas para que efectúen
auditorias externas sin perjuicios de las que practique la Contraloría General de la
República.

Capítulo V
Sistema Social Forestal
Artículo 24
La Corporación organizará el Sistema Social Forestal integrado por campesinos
hondureños asociados en grupos de trabajo, cooperativas u otras formas asociativas,
para cuidar y proteger los bosques y fomentar su regeneración, evitando los incendios,
el pastoreo excesivo, los cortes ilegales y la agricultura migratoria. Determinará,
asimismo, la forma en que los campesinos participarán en los beneficios que se
deriven de la explotación de los bosques.
Artículo 25
Las asociaciones o cooperativas forestales que integren el Sistema Social Forestal
operarán en la siguiente forma:
a) el personal de campo de las divisiones o zonas forestales de la Corporación
promoverán las asociaciones o cooperativas de campesinos y les prestará la
asistencia necesaria para su organización legal;
b) la Corporación determinará el área del bosque que puede ser manejada por estas
cooperativas o asociaciones y establecerá los sistemas técnicos de trabajo y las
condiciones a emplearse para la protección, conservación y uso del bosque;
c) la Corporación establecerá zonas de bosque para que las asociaciones o
cooperativas forestales puedan establecer, mediante prácticas adecuadas, un proceso
de extracción de resinas;
d) la protección del bosque se efectuará mediante prácticas y técnicas adecuadas con
la intervención de las asociaciones y cooperativas forestales, bajo directo control y
supervisión de la Corporación;
e) La explotación del bosque será determinada por la Corporación de acuerdo con lo
establecido en esta Ley y en la Ley Forestal. Las asociaciones y cooperativas, bajo la
dirección de la Corporación, ayudarán a establecer Un control efectivo de las
explotaciones que se hagan;
f) en las áreas desarboladas de vocación forestal, la Corporación programará trabajos
de reforestación combinados, en donde sea posible, con trabajos de agricultura y los
efectuará con las asociaciones y cooperativas forestales, las cuales se beneficiarán en
su totalidad del rendimiento agrícola y participarán en los beneficios que se deriven de
la explotación del bosque;
g) las relaciones entre las asociaciones y cooperativas forestales y la Corporación se
establecerán mediante contratos debidamente legalizados, los cuales estarán exentos
del pago de impuestos, derechos o cualquier otra forma de tributación.
Artículo 26
En las zonas forestales en las que existan tierras de vocación agrícola o ganadera, la
Corporación determinará, con la colaboración del Instituto Nacional Agrario, áreas
agrícolas para cultivos y ganadería intensiva. En tales casos, el Instituto Nacional
Agrario adjudicará en favor de las cooperativas o asociaciones forestales las tierras
correspondientes, para su afincamiento definitivo, y promoverá el establecimiento de
los servicios sociales y crediticios necesarios.
Capítulo VI
Sanciones y Recursos

Artículo 27
La Corporación, por medio del Gerente General, sancionará con multas hasta de cien
mil lempiras a las personas que no cumplan con las obligaciones que les impone la
presente Ley y sus reglamentos. Tales multas se aplicarán teniendo en cuenta la
gravedad de las infracciones y la reincidencia en su comisión. La imposición de una
multa no eximirá del cumplimiento de la obligación ni impedirá la aplicación de las
normas penales en caso de que la acción u omisión sea constitutiva de delito.
Artículo 28
Contra las resoluciones que emita el Gerente General cabrá el recurso de Reposición
y subsidiariamente el de Apelación ante el Consejo Directivo. Las apelaciones se
sustanciarán de conformidad con el Código de Procedimientos Administrativos. Contra
las resoluciones que adopte el Consejo Directivo solamente cabrá el recurso de
amparo, el que deberá interponerse ante la Corte Suprema de Justicia. Si se ejercita
este recurso, no se concederá la suspensión del acto reclamado.
Capítulo VII
Disposiciones Generales
Artículo 29
(Derogado por decreto no.31 de 1992, gaceta no. 26713 de 06/abril/1992).
La Corporación, las empresas forestales que esta constituya o de que forme parte, así
como las asociaciones campesinas o cooperativas forestales, tendrán derecho a usar
las tierras de propiedad privada que sean necesarias para el cumplimiento de sus
cometidos. Los propietarios serán indemnizados por los danos que se causen en las
mejoras o si la afectación impide el aprovechamiento normal del predio se les pagara
el valor de este.
Artículo 30
Los funcionarios o empleados que la Corporación acredite podrán realizar todos los
actos de inspección y vigilancia que sean necesarios para garantizar el adecuado
cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias a que están sujetos los
recursos forestales.
En consecuencia, tales funcionarios y empleados podrán requerir la exhibición de
documentos, libros o registros y ordenar que se practiquen remedidas,
comprobaciones, inventarios y demás acciones similares que sirvan para alcanzar los
propósitos que se dejan enunciados. En caso necesario los representantes de la
Corporación podrán requerir el auxilio de la fuerza pública.
Artículo 31
La corporación exigirá la inmediata devolución de los bosques que se encuentren en
áreas forestales públicas y que ilegalmente se hallen en poder de particulares.
Para este efecto, los titulares del derecho de propiedades sobre áreas forestales
deberán presentar ante la Corporación, dentro del plazo y en la oportunidad que ésta
determine, las escrituras públicas que acrediten su dominio. Si los títulos de dominio
no se presentan dentro del plazo que la Corporación establezca, se presumirá, salvo
prueba en contrario, que los bosques son nacionales.

Capítulo VIII
Disposiciones Transitorias
Artículo 32
Los permisos provisionales de reconocimiento otorgados hasta la fecha de entrada en
vigencia de la presente Ley por el Ministerio de Recursos Naturales, con base en el
artículo 79 de la Ley Forestal, quedan sin ningún valor ni efecto.
Artículo 33
Los permisos de aprovechamiento en gran escala en las áreas forestales públicas
otorgados hasta la fecha de entrada en vigencia de la presente Ley con base en el
artículo 80 de la Ley Forestal, serán revisados de inmediato por la Corporación la que:
a) ejercitará las acciones de nulidad, tomará las iniciativas necesarias o declarará sin
ningún valor ni efecto aquellos permisos que se otorgaron contraviniendo
disposiciones legales, lo mismo que los que no han sido objeto de aprovechamiento o
que lo estén siendo en forma distinta a la autorizada;
b) ajustará a lo prescrito en esta ley los permisos que estén siendo aprovechados en
la forma autorizada, o los cancelara si así conviene a los intereses públicos que la
misma representa. En este ultimo caso, hará con los empresarios correspondientes
los arreglos necesarios para legalizar el traspaso e indemnizarlos por las inversiones y
mejoras directas que hayan hecho. La tasación será efectuada por peritos nombrados
por la Corporación.
Artículo 34
El Ministerio de Recursos Naturales suspenderá el trámite y ordenará que se archiven
las solicitudes de permisos provisionales de reconocimiento y de aprovechamiento en
gran escala en áreas forestales públicas de que esté conociendo a la fecha de
entrada en vigencia de esta Ley.
Artículo 35
Lo dispuesto en los artículos 33 y 34 precedentes será aplicable a las autorizaciones
otorgadas por el Ministerio de Recursos Naturales bajo las formas de adjudicación,
contrato de suministros de productos forestales y permisos de aprovechamiento en
pequeña escala, así como a las solicitudes en trámite relacionadas con las mismas.
Artículo 36
Las personas naturales o jurídicas que hayan obtenido permisos para el
aprovechamiento forestal en pequeña o gran escala en áreas forestales públicas, a
quienes se afecte por lo prescrito en los artículos 33 y 35 precedentes quedan sujetas
a las obligaciones establecidas en el artículo 98 de Ley Forestal.
Artículo 37
Las concesiones forestales otorgadas con base en la Ley Forestal emitida por el
Congreso Nacional, el 17 de marzo de 1961, quedan también sujetas a lo establecido
en el artículo 33 de la presente ley.
Artículo 38

Los cortes de madera y demás aprovechamientos forestales que a la fecha de entrada
en vigencia de la presente Ley se estén efectuando con base en permisos concedidos
por los propietarios de los bosques, y que hayan sido autorizados por el Ministerio de
Recursos Naturales, mediante acusos de recibo, antes de la vigencia de esta Ley,
conservarán su valor hasta la fecha que determine el Consejo Directivo de la
Corporación. Tales permisos no podrán ser cancelados antes de sesenta días
contados a partir de la fecha en que se haya emitido el correspondiente acuso de
recibo.
Artículo 39
Las personas naturales y jurídicas que se dediquen a actividades forestales deberán
presentar para registro en el Banco Central de Honduras, dentro de los quince días
siguientes a la fecha de entrar en vigencia esta Ley, los contratos de exportación que
hayan suscrito y que se encuentran en vigencia, así como todos los demás que
tengan como finalidad la compra y venta de madera al por mayor o el suministro de
productos forestales. Dentro del plazo que dicha institución fije, suministraran los
demás documentos e información que les solicite. El Banco Central mantendrá a
disposición de la Corporación el registro que haya efectuado y se lo transferirá tan
pronto como esta lo requiera. El incumplimiento de lo prescrito en los párrafos primero
y segundo de este artículo dará lugar a la aplicación de una multa dentro de los límites
establecidos en el artículo 27 de esta ley.
Artículo 40
La Corporación estudiará los contratos de exportación de madera y si encontrare que
los precios y condiciones convenidos son aceptables, hará los arreglos necesarios con
el exportador, y con las personas naturales o jurídicas del país importador para
subrogarse en los derechos y obligaciones de aquél. Si del examen resultara que los
precios y condiciones estipuladas en el contrato no corresponden a los que
normalmente se pagan o convienen en el mercado internacional de la madera, no
permitirá la exportación de ésta. La Corporación podrá adquirir la madera destinada a
la exportación y que estuviera disponible a la fecha de entrada en vigencia de esta Ley
al precio que la misma fije.
Artículo 41
La Corporación podrá celebrar contratos con empresas que antes de la vigencia de
esta Ley se dedicaban a la exportación de madera, para que mediante el pago de un
precio razonable le presten los servicios requeridos para el acopio y elaboración final
de la madera destinada a la exportación o a la venta al por mayor en el mercado
interno.
Artículo 42
Las empresas dedicadas a la extracción o aserrío de madera y a la destilación de
resinas que estén operando a la fecha de entrada en vigencia de esta Ley, deberán
ajustar sus operaciones a lo prescrito en la misma, especialmente en el artículo 7, y a
las disposiciones que emita la Corporación, antes del 31 de diciembre de 1974.
Artículo 43
Los socios o accionistas extranjeros que tengan mas del 51% del capital de empresas
que fabriquen muebles, láminas de madera, tableros, contrachapados u otros

productos intermedios o finales similares que estén operando a la fecha de entrada en
vigencia de esta Ley, deberán vender o transferir a cualquier titulo a la Corporación, a
hondureños o empresas formadas en su totalidad por hondureños, no menos del 51%
del capital de aquellas antes del 31 de diciembre de 1974.
Artículo 44
Mientras la Corporación no disponga del personal necesario para cumplir sus
cometidos, la Secretaria de Recursos Naturales pondrá a su disposición el personal
administrativo y técnico y le hará las facilidades físicas que aquélla le solicite. Dicho
Ministerio, además, traspasará a la Corporación todos los archivos relacionados con
asuntos forestales y el mobiliario y enseres que los servicios vinculados con el sector
hayan venido utilizando.
Capítulo IX
Disposiciones Finales
Artículo 45
La presente ley deroga los artículos 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 90, 94, 96,
97, 107, 108, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116 y 139 del Decreto No.85, Ley
Forestal, emitido por el Congreso Nacional el 10 de febrero de 1972, y todas las
demás disposiciones legales que se le opongan.
Artículo 46
La presente Ley deberá publicarse en el Diario Oficial "La Gaceta" y entrará en vigor el
quince de enero de mil novecientos setenta y cuatro. Dado en la ciudad de
Tegucigalpa, Distrito Central, a los diez días del mes de enero de mil novecientos
setenta y cuatro.