Cueva de Pencaligue

Cerca de Atima, departamento de Santa Bárbara. En Nahual significa «Casa de Piedra», La primera caverna en la que desemboca el río San José. La montaña literalmente se traga el caudaloso río usando como boca la inmensa cueva, cuya garganta lo conduce subterráneamente hasta el municipio de San Luis.

Los visitantes podrán apreciar con las linternas adecuadas las brillantes estalactitas que penden del techo de la caverna; sus dimensiones son impresionantes y al adentrarse en ella surge un temor a lo desconocido. Ruidos extraños hacen que uno contenga la respiración. Son los centenares de murciélagos que habitan en su interior que despiertan nerviosos ante las luces de las linternas.

Aunque su aspecto es atemorizante, es una especie inofensiva, cuyo hábitat hemos invadido durante sus horas de sueño ya que durante el día duermen. Hasta la fecha esta Cueva, sólo ha sido recorrida en su totalidad por una expedición de canadienses que hace dos años instalaron sus tiendas de campaña a la orilla del río y en tres días lograron cruzarla, valiéndose de todo el equipo necesario. Algunos pobladores suponen que estos canadienses saquearon las cuevas, pero aseguran que en su interior no se encuentran vestigios arqueológicos de ningún tipo. La única riqueza que el visitante podrá encontrarse son las hermosas formaciones rocosas que gotas de agua han forjado durante centenares de años.

La hazaña de estos exploradores fue recompensada únicamente con las espectaculares fotografías que lograron del interior de la cueva. La segunda Cueva se localiza en una parte más alta de la montaña, y más arriba espera la tercera Caverna con muchas cavidades por explorar. Se aprecia con linternas adecuadas, las brillantes estalactitas que penden del techo que surgen de su suelo de la caverna y las estalagmitas.

Los turistas disfrutarán también de muchas posas que se encuentran a lo largo del río, pero se recomienda no hacerlo en las que están cerca de la Cueva ya que en ésta parte del cauce las aguas son muy caudalosas y pueden ser arrastrado hasta el interior, por lo que representa un gran peligro. Las cuevas pueden ser exploradas hasta cierto punto caminando por senderos de roca que se han formado naturalmente en las paredes de la caverna. Para ir más allá se requerirá de equipo especial, como cuerdas y arneses.

No es recomendable que las personas ingresen solas, ya que las alturas por las que se camina son muy considerables y una caída sería mortal. Lo ideal es que caminen asegurados con cuerdas fijadas en las paredes de piedra. Además de la caverna del río, en la montaña se localizan dos Cuevas principales más, subiendo la Sierra posee dimensiones realmente impresionantes y con innumerables cavidades por explorar.

Anécdotas

Se dice que en cierta parte de la Cueva se encuentra un claro donde los más atrevidos podrán encontrar muchos árboles frutales y comer nacatamales que podrán extraer ya preparados de las paredes. Advierten que estos alimentos sólo pueden comerse en el lugar, ya que al salir de la Cueva, las frutas se convierten en piedra y los tamales en arena.