Comayagua

Comayagua es un municipio del departamento de Comayagua en Honduras.

Comayagua es una ciudad hondureña, capital del departamento homónimo (Departamento de Comayagua) que corresponde a uno de los dieciocho departamentos del país.

La ciudad está emplazada en el valle también de su mismo nombre, situada en la región central de Honduras. Fue capital de la provincia y del Estado desde 1825; siendo un importante centro religioso y político por más de tres siglos, hasta que el presidente Marco Aurelio Soto trasladara la capital del país, a la ciudad de Tegucigalpa en 1880.

El pasado colonial de la ciudad es evidente en varias de sus iglesias antiguas, una impresionante catedral, plazas coloniales, museos interesantes, así como arquitectura civil republicana acorde a su devenir histórico desde que fue fundada por el capitán español Alonso de Cáceres en 1537.

El crecimiento acelerado que experimenta la ciudad de Comayagua llevó a las autoridades municipales a estructurar un plan de re-ordenamiento territorial. Entre los años de 1945 -1975 la población de la ciudad se cuadruplicó debido a la alta tasa de crecimiento poblacional alcanzada en dicha época (el 4.8%) y a los movimientos migratorios del interior del país.

Comayagua, es una de las maravillas de Honduras se ha convertido en una atracción nacional e internacional para el turismo. Cada semana Comayagua recibe más de 200 viajeros interesados en la herencia colonial.

Durante la temporada de Semana Santa, esta ciudad se convierte en la capital del turismo religioso de Honduras. “De sus templos emana el aroma a incienso y el fuego titilante de las velas calienta la fe de miles de feligreses que buscan sosiego espiritual recordando la pasión, muerte y resurrección de Cristo.”

Historia

Comayagua es conocida en la actualidad como “La Antañona” por los hondureños. La llaman así porque además de ser una de las ciudades más antiguas de Honduras, aún mantiene gran parte de sus edificaciones con valor arquitectónico de la época colonial. Su casco histórico “es el más restaurado y conservado a nivel nacional.”

Los nombres complementarios «Valladolid» o «País de las Higueras» fueron los que le dieron los españoles pero la misma conservó el primitivo del lugar que es puramente indígena. Difieren algunos en su etimología pero la mayoría coincide en que es compuesto de « Coma » (que en dialecto lenca significa páramo) y de « agua » siendo su verdadera acepción «Páramo abundante de agua».

Comayagua fue fundada en 1537 por el capitán Alonso de Cáceres en cumplimiento de instrucciones «de encontrar una situación aparente para formar una ciudad en el medio de los dos océanos» de orden del adelantado Francisco de Montejo, primer gobernador de Hibueras como primeramente se conocía a Honduras. La ciudad en un principio se llamó «Santa María de la Concepción de Comayagua».

El 20 de noviembre de 1542, el rey Felipe II de España ordenó que la Real Audiencia de los Confines residiera en Santiago de los Caballeros de Guatemala, pero el Consejo de Indias mandó el 13 de septiembre de 1543 que instalara su sede en la villa de la Concepción de Comayagua.

En la misma provisión se le da el nombre de «Villa de la Nueva Valladolid de Comayagua» en honor a Valladolid de España, en donde al momento de firmar la carta de fundación de la audiencia, residía la Corte.

Finalmente la asignación como sede de la audiencia no se hizo efectiva y se la trasladó a la villa de Gracias a Dios, el 16 de mayo de 1544. El 20 de diciembre de 1557, el rey Felipe II le otorga el título de ciudad, durante esa época, la ciudad ya contaba con un convento de mercedarios fundado por fray Jerónimo Clemente en el año de 1553 y una iglesia de cantería construida en 1551 a un costo de 15.000 pesos oro.

En 1558 se eligieron los primeros capitulares. En 1561 se trasladó a ella la silla episcopal que residía en Trujillo, debido a sus condiciones más favorables, su ubicación en el centro del país y su proximidad a las regiones mineras de oro y plata. En 1585 se construyó la primera catedral; y la que ahora existe (Inmaculada Concepción) se comenzó en 1634, y se concluyó en 1715.

Comayagua colonial

Comayagua se mantuvo como capital de Honduras durante todo el período colonial. Tegucigalpa comienza a disputarle esa posición a mediados del siglo XVII, en la medida que se fue desarrollando como centro minero. En reconocimiento a su creciente importancia recibió el título de villa en 1768.

Sin embargo, el desarrollo de Tegucigalpa fue ignorado cuando en 1788: “Comayagua se convirtió en Intendencia y absorbió políticamente a Tegucigalpa que se convirtió en sub-delegación”…”Aun así, el nombramiento fue hecho desde Comayagua, lo que causó una revuelta en Tegucigalpa, atizando la rivalidad existente entre las dos ciudades más importantes de la Provincia.”

Unos resentidos tegucigalpenses pocos años después, se quejaban de que estas decisiones habían resultado en la decadencia económica del área, “alegaban que los nuevos intendentes no estaban interesados en el desarrollo de la minería y que establecieron un impuesto local sobre los productos agrícolas como el añil, azúcar, y ganado, lo cual solamente beneficiaba a Comayagua.” A raíz de las quejas presentadas por los residentes de Tegucigalpa y por recomendación de José Cecilio del Valle, asesor del presidente de la audiencia de Guatemala, la Alcaldía Mayor fue re-creada en 1812.”

“El establecimiento de la intendencia en Comayagua no solo retrasó el crecimiento de Tegucigalpa, sino que no pudo contener la continua decadencia de Comayagua. Pasó a ser de la capital de la provincia, a un pueblo adormecido que, para principios del siglo XIX, tenía únicamente unos pocos españoles reducidos a vivir de la caridad… Además, la ciudad se había ganado la reputación de ser insalubre y mal aprovisionada.”

“La razón que se daba de la decadencia de la ciudad era el decrecimiento de la agricultura y comercio, lo que con frecuencia era atribuido a la holgazanería de los indígenas. En 1802 las dos parroquias de la ciudad tenían una población conjunta de 5,369”. Por todas estas razones se propuso que la capital se trasladara a Tegucigalpa. A pesar de estas proposiciones, la capital permaneció en Comayagua a lo largo del período colonial.

Época de la independencia

Durante la época cercana a la independencia se dieron varios movimientos pro-independentistas por toda Centroamérica. En Honduras estos movimientos se llevaron a cabo en Tegucigalpa. Nombres como Miguel Bustamante, Matías Zuniga, Simón Gutiérrez, Pablo Borjas, Andrés Lozano, Diego Vijil, Dionisio de Herrera, y Francisco Morazán etc. aparecen en la lista de personas relacionadas con el movimiento pro-independencia. “Aquellos patriotas tegucigalpenses fueron considerados por la autoridad de Comayagua como conspiradores,” tratando de “fomentar desde Tegucigalpa las ideas contrarias al régimen colonial.”

Las autoridades de Comayagua quisieron apagar las revueltas pro-independistas, pero el régimen colonial ya había muerto. El 21 de septiembre de 1821, Centroamérica proclama su independencia de España. Comayagua recibió los pliegos a tempranas horas de la mañana del 28 de septiembre y la gobernación con los miembros del cabildo se enteraron de la decisión, aceptando la Independencia.

El 28 de noviembre de 1821, llegó a Guatemala una nota del general Agustín de Iturbide sugiriendo que Centroamérica, y el Virreinato de México, formaran un gran imperio bajo el Plan de Iguala y los Tratados de Córdoba. La cuestión de la anexión a México provocó divisiones al interior de cada una de las provincias dado que unas ciudades estaban a favor de esta y otras en contra.

En Honduras, Comayagua ―a través de su gobernador José Tinoco de Contreras― se pronunció a favor de la anexión; pero Tegucigalpa, la segunda ciudad más importante de la provincia se opuso a la idea de la misma. Al final, triunfó la propuesta anexionista de Iturbide y el 22 de agosto de 1822 Centroamérica se unió a México.

La anexión al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide duró poco, porque este abdicó el 19 de marzo de 1823, y el 1 de julio de ese mismo año, Centroamérica proclamó su independencia definitiva. Comayagua y Honduras pasaron a formar parte de las Provincias Unidas del Centro de América.

Contexto Geográfico y económico

La ciudad de Comayagua cuenta con una extensión territorial de 831.9 km². Esta ciudad, se encuentra emplazada en el valle de su mismo nombre, situado en la región central de Honduras, entre 87°22′ y 87°55′ de longitud Occidental y 14°22′ y 14°38′ de Latitud Norte en el centro del país, entre los ríos Humuya y Chiquito.

Comayagua, limita al norte con los municipios de El Rosario, San Jeronimo, Esquias y Siguatepeque. Al sur con la Villa de San Antonio; al este: Departamento Francisco Morazán. Al oeste Comayagua limita con los municipios de Ajuterique, Lejamaní y el departamento de La Paz.

Un sistema montañoso circunda el valle en el que se encuentra la ciudad de Comayagua; donde las principales montañas son: Montañas de Montecillos, están al oeste de La Paz. Montañas de Comayagua al oriente del departamento y se unen a las montañas de Esquías extendiéndose hasta Minas de Oro; por el sur tiene los ramales de Lepaterique, Mulacagua y Pototerique.

Esta situación geográfica le permite a Comayagua estar en el rango de clima subtropical, aunque debido a la biodiversidad que la componen, presenta la variable de clima templado lluvioso. La temperatura media mensual del mes más caliente es mayor de los 20 grados centígrados y del mes más frío de los 18 grados. centígrados.

Comercialmente, Comayagua está situada entre las dos ciudades más importantes de Honduras (Tegucigalpa, centro político (a unos 80 km. de distancia hacia el sur) y San Pedro Sula centro económico, (a unos 140 km. de distancia hacia el norte) , sirve de conexión con otros países de Centroamérica. Esta condición le ha dado el carácter de “ciudad de paso”, lo cual ha condicionado el desarrollo económico y turístico de la ciudad.

También está previsto que pase por Comayagua el futuro “canal seco”, gran eje de transporte entre las costas del Pacífico y Atlántico, lo que reforzará su situación como encrucijada estratégica. La principal fuente económica del municipio es la agricultura basada en la horticultura, granos básicos (maíz, arroz y frijol), café, sorgo y soja. A pesar de que dispone de algo de industria, el comercio es el área básica de crecimiento y desarrollo de la ciudad.

Turismo

La ciudad colonial de Comayagua, una de las maravillas de Honduras se ha convertido en una atracción nacional e internacional para el turismo. Cada semana Comayagua recibe más de 200 viajeros interesados en la herencia colonial. Esta ciudad es famosa por sus sus hermosas iglesias.

La Catedral de Santa María en el corazón de la ciudad, cuenta con uno de los relojes más antiguos de América. La Iglesia de la Merced, es la primera iglesia edificada en la ciudad. Asimismo, Comayagua cuenta con las iglesias de San Francisco y la Iglesia de Indios de San Sebastián.

En Comayagua también se encuentra el Palacio Episcopal y Colegio Tridentino de Comayagua. Este importante edificio ocupa, junto al colegio Tridentino, una manzana completa. La primera construcción, residencia del obispo, estaba ubicada detrás de la actual Catedral y fue conocida con el nombre de “Las Casas Episcopales” construidas a inicios del siglo XVII.

Actualmente el Palacio Episcopal sigue siendo la residencia y oficinas del Obispo y una parte de sus instalaciones ha sido orientada para albergar el Museo de Arte Religioso.

Durante la temporada de Semana Santa, Comayagua se convierte en la capital del turismo religioso de Honduras. “De sus templos emana el aroma a incienso y el fuego titilante de las velas calienta la fe de miles de feligreses que buscan sosiego espiritual recordando la pasión, muerte y resurrección de Cristo.”

Para celebrar la semana mayor además de procesiones y misas se elaboran las alfombras de aserrín teñido con anilina, una tradición que nació en 1963, cuando Miriam Mejía de Zapata diseñó una frente a la Catedral para celebrar el nombramiento de Monseñor Bernardino Masarella como nuevo obispo de Comayagua. El calendario para Semana Santa, también incluye otras actividades culturales.

Las Ruinas de la Caxa Real, es el edificio construido para el funcionamiento de la Caxa Real fue diseñado por don Baltasar de Maradiaga y construido entre 1739 y 1741, siguiendo órdenes del Gobernador de Honduras don Francisco de Parga y por la cantidad de 12,000 tostones.

Esta fue la segunda construcción dedicada a proteger los bienes de la corona puesto que la anterior se derrumbó. El edificio fue abandonado después del terremoto de 1809 que lo destruyó casi por completo.​ El 24 de septiembre de 1870, el general Casto José Alvarado vendió por 3000 Pesos, este inmueble de su propiedad ubicado en la ciudad de Comayagua, conocido como la antigua “Caxa Real”.

El Museo de Arqueología, fue sede de la Presidencia de la República desde 1824 hasta 1880, cuando la capital fue trasladada a Tegucigalpa. Una vez declarada la república pasó a ser propiedad del Estado de Honduras.

En 1995 el inmueble se convirtió en la sede del programa “Comayagua Colonial” y el edificio se convierte en proyecto piloto albergando, además, las oficinas del Plan Maestro y la Escuela Taller. Una vez finalizadas las obras de restauración a finales de 1999, pasa a ser Museo Regional de Arqueología.

Población

A mediados del siglo XVIII, la ciudad de Comayagua contaba con 7 á 8,000 habitantes. —Su población el año de 1821 era de 17 á 18,000 habitantes. —Para 1856, su población se vio reducida a la mitad luego de que fuese incendiada y saqueada por las tropas de Guatemala en 1827, tuvo una emigración de la cual le costo reponerse.

Entre los años de 1945 y 1975 la población de la ciudad se cuadruplicó debido a la alta tasa de crecimiento poblacional alcanzada en dicha época (el 4.8%) y a los movimientos migratorios del interior del país, entre los que se destacan los provocados por el conflicto bélico con El Salvador (1969) y el Huracán Fifí (1974). Durante esta época 30,1% de su población era emigrante, procedente de las áreas rurales.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) Comayagua cuenta en la actualidad con más de 120,000 habitantes de los cuales el 50.7% es del sexo femenino y el 49.3% del sexo masculino. UNAH 110,000 de los cuales, radican en el casco urbano. Esta población coloca a Comayagua entre las ciudades más pobladas del país, junto a Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choloma, La Ceiba, etc.

El crecimiento acelerado que experimenta la ciudad de Comayagua llevó a las autoridades municipales a decidir estructurar un plan de re-ordenamiento territorial. Comayagua es considerada una de los municipios del departamento de Comayagua que presenta mejores condiciones de desarrollo económico.

Esta situación podría generar problemas a futuro si no se regulan las zonas de inversión, es decir, si no se categoriza de manera ordenada cada una de las áreas productivas, sea a nivel de bienes y servicios, agricultura o de vivienda.

Educación

El índice de analfabetismo del municipio es aproximadamente del 16%. En cuanto al nivel educativo, el mayor volumen de la población tienen un nivel de instrucción de primaria y solamente un porcentaje muy minoritario tienen nivel superior o universitario.

  1. Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán o (UPNFM Comayagua)
  2. Universidad Nacional Autónoma de Honduras “José Trinidad Reyes” o (Centro Universitario Regional del Centro CURC – Comayagua)
  3. Universidad Politécnica de Honduras Sistema de Educación a distancia (Privado)
  4. Universidad José Cecilio del Valle
  5. Universidad Cristiana de Honduras – UCRISH

Patrimonio

Patrimonio material

La ciudad está dotada de una rica arquitectura colonial española, destacan:

  • Sala Capitular
  • Caxa Real
  • Columna de la Constitución de 1812
  • Palacio Municipal
  • Museo de Comayagua
  • Museo de Arte Religioso
  • Museo Casa Cabañas (Museo de los gobernantes de la época federal y Republicana de Honduras)
  • Catedral de Comayagua (1634)
  • Iglesia de la Merced (1550)
  • Iglesia de San Francisco (1560)
  • Iglesia de San Sebastián (1580)
  • Iglesia la Caridad (s. XVI)

Patrimonio inmaterial

También tiene un rico patrimonio cultural intangible:

  • Baile de los Diablitos (En febrero, celebrando a San Sebastián)
  • Semana Santa. Alfombras de acerrín en las calles.
  • Fiestas patronales. 8 de diciembre.

En el 2008 el Centro Cultural de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – CCET otorgó al Comité Cultural Comayagüense el Premio de Estudios Históricos Rey Juan Carlos I, “por su trayectoria en el fomento de las tradiciones y la conservación del patrimonio cultural de la nación.”