Partido Unificación Democrática de Honduras

  • Go to English version
  • El Partido Unificación Democrática (UD) fue legalizado por el Congreso Nacional en enero de 1994, a través de un decreto especial en el que se hacía referencia a los acuerdos de Esquipulas que señalaban la necesidad de reconocer nuevos partidos políticos en el área centroamericana, a fin de que nuestras autoridades se volvieran más pluralistas y tolerantes.

    Desde el momento de su inscripción UD empezó a organizar sus cuadros a nivel nacional, pero con especial énfasis en aquellos lugares donde, por tradición de lucha existían mejores posibilidades para unir ciudadanos y ciudadanas alrededor de un nuevo partido político. UD desde de un principio se definió como progresista y popular.

    En septiembre de 1996 el Movimiento Ciudadano, una organización que aglutinaba varias decenas de organizaciones y personas interesadas en la transformación del país, decidió participar en las elecciones del siguiente año utilizando el canal legal de UD, lo que permitió al nuevo partido recibir un apoyo mas fuerte de la población.

    En las primeras elecciones contaron con un curul en el Congreso Nacional, ocupado por el licenciado Matías Funes, candidato presidencial en las elecciones de 1997, en calidad de propietario y por Doris Gutiérrez como suplente. En el Parlamento Centroamericano representan a la UD: Agapito Robleda como propietario y Hector Hernández como suplente.

    UD es un partido de izquierda, aspira a transformar integralmente la sociedad hondureña. En sus filas confluyen personas con mentalidad cristiana, socialista o simplemente patriótica, unidas por un afán común: la construcción de una Honduras nueva, con justicia, equidad, independencia y sin exclusiones para nadie.

    Los colores de UD son el amarillo y el rojo. El rojo simboliza la sangre de los mártires, de todos los que han dado su sangre por una Honduras mejor, el amarillo es el sol radiante del mañana, que será mejor en la medida en que todos y todas cambien de actitud hacia nuestro país.

    Pese a no contar con suficientes recursos económicos y no tener ni siquiera representantes en las mesas electorales, porque una decisión de ultima hora del Tribunal Nacional de Elecciones se los impidió, UD obtuvo en los comicios de 1997 cerca de cien mil votos en las tres papeletas. Lo que puede considerarse como un verdadero triunfo. A parte de lo anterior cabe destacar, que la UD, con Filiberto Isaula a la cabeza, ganó las elecciones en el municipio de La Paz, lo cual es enormemente significativo porque nunca un partido emergente había triunfado sobre los partidos tradiciones en un tan solo municipio. Este triunfo es doblemente importante si se toma en cuenta que se logró precisamente en la ciudad del ex-Presidente de la República Roberto Suazo Córdova.

  • Go to English version