Turismo en Comayagua

Quizás el aspecto más sobresaliente de la ciudad como atractivo turístico es la tradicional celebración de la Semana Santa.
Catedral de Comayagua

Santa María de La Nueva Valladolid de Comayagua, o simplemente Comayagua, fue fundada por orden del adelantado de Yucatán, Don Francisco de Montejo, quien recomienda a su capitán don Alonso de Cáceres que funde una villa en un paraje que estuviera equidistante de los dos océanos y entre Guatemala y León, Nicaragua.

Así el 8 de Diciembre de 1537, en nombre del Rey de España Carlos I y de María Santísima de la Concepción tomo posesión del lado norte de la ciudad.
El Rey Felipe II le confiere el titulo de ciudad en 1557. Su posición estratégica le permite en pocos años convertirse en la sede del poder eclesiástico, del poder civil, centro económico y centro cultural.

Hoy en día, Comayagua es una ciudad de muy fácil acceso. La principal carretera del país pasa por un costado de la ciudad comunicándola convenientemente con las Ciudades de Tegucigalpa (a unos 80 Km. de distancia hacia el sur) y San Pedro Sula (a unos 140 Km. de distancia hacia el norte.

Situada a una altura aproximada de 550 metros sobre el nivel medio del mar y en el centro de un extenso valle, rodeada de majestuosas montañas, Comayagua ofrece un clima cálido que refresca agradablemente por las noches.

La ciudad está construida de acuerdo al antiguo sistema español, basado en una plaza central trazada cuadriculadamente, cuenta con varias construcciones que guardan una rica historia del pasado de Honduras. Destacan la Catedral, las iglesias de La Merced, La Caridad, San Francisco y San Sebastián, así como la sede del Obispado y la sede del Museo de Arqueología de Comayagua, que en su tiempo fue la Casa Presidencial, el Congreso Nacional y el Palacio de Justicia de la
Suprema Corte de Justicia.

La casa en donde nació José Trinidad Cabañas, así como la que habitó Francisco Morazán son ahora monumentos nacionales que se buscan preservar.
Un ambicioso proyecto auspiciado por el programa de cooperación de España, la Municipalidad de Comayagua, El Instituto Hondureño de Antropología e Historia y el gobierno de la nación ha comenzado a dar frutos al rescatar el legado arquitectónico colonial que posee la ciudad. La plaza central acaba de ser totalmente remodelada y es quizás la más bella del país. Así mismo, las fachadas de la mayoría de las casas y edificios en el casco histórico han sido modificadas de acuerdo a un plan maestro, logrando restablecer el ambiente original de la ciudad. La rotulación de los comercios es otro aspecto que se puede apreciar como resultado de este proyecto.

En la actualidad se está remodelando la plaza de La Merced y se tiene proyectado iniciar una restauración de la Iglesia Catedral de Comayagua a más tarde este año. Por consiguiente, este bello templo está cerrado por el momento. Quizás el aspecto más sobresaliente de la ciudad como atractivo turístico, además de su rica arquitectura colonial y sus museos, es la tradicional celebración de la Semana Santa.

La celebración comienza el domingo de Ramos y termina el Domingo de Pascua. Durante este período de tiempo, la ciudad se sume en un proceso de contemplación por la pasión de Cristo y lleva a cabo una serie de procesiones, algunas con un carácter único. Sin dudas, el evento más atractivo es la elaboración de alfombras de aserrín que se lleva a cabo en las calles de la ciudad para prepararle y hacerle más agradable a Jesucristo el camino rumbo a la cruz.

Para ello, se elaboran más de 20 alfombras, las cuales son un esfuerzo personal de varias familias e instituciones que llevan años realizando este magnífico trabajo artesanal, cuyo valor es equivalente al que se puede observar en la ciudad de Antigua, Guatemala durante la misma Semana Santa. Dentro de las procesiones más sobresalientes, podemos enlistar las siguientes:

Domingo de Ramos:

A las 8:00 A.M. se da inicio a una muy particular procesión,que nos recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, la cual es llamada del Señor de la Burrita, en ella una imagen de Jesús, en tamaño natural, que tiene la particularidad de poseer gonses en las extremidades las cuales le permiten ser sentado en un burro de carne y hueso, así Jesús se pasea triunfante por las calles de la ciudad, acompañado por una multitud que ondea alegremente palmas tiernas de olivo. La música alegre de la banda le pone el toque armónico a la alegre procesión.

Jueves Santo: “La Ultima Cena”:

En la iglesia San Francisco se hace una representación de la última cena del Señor.

Procesión del Prendimiento:

A partir de las 10:30 p.m. se da inicio la multitudinaria Procesión del Prendimiento, en ella el Nazareno de la Merced, ataviado de blanco, con los ojos vendados, y al compás de lúgubres marchas, transita muy lentamente por la ciudad. La feligresía porta miles de velas que ambientan la procesión, entrando a la catedral hasta en horas de la madrugada.

Viernes Santo:

Después de casi tres meses de preparaciones en la media noche, los artesanos de alfombras, inician una titánica y maratónica jornada de hasta diez horas de labor en la calle del vía Crucis, para las nueve de la mañana se pueden apreciar un total de veinticuatro alfombras de aserrín teñido. La vida de éstas es efímera ya que a las 10:30 p.m..la Procesión del Vía Crucis pasa por dichas alfombras destruyéndolas irremediablemente.

Procesión del Vía Crucis:

Es una de las más solemnes procesiones, da inicio a las 10:30 p.m., partiendo de la iglesia de San Francisco, recorriendo las calles que han sido decoradas con las alfombras multicolor de aserrín teñido. Va representando las catorce estaciones, ilustradas por medio de cuadros vivos. La procesión concluye en la catedral con el acto de la crucifixión.

Procesión del Santo Entierro:

Parte de la catedral a las 5:00 p.m., un Cristo depositado en una urna primorosamente decorada, recorrerá nuevamente la ciudad, es acompañado por siete niñas muy pequeñas vestidas de ángeles las cuales portan letreros que contienen las siete frases dichas por Jesús antes de morir. Seis niñas mas, también vestidas de ángeles, escoltan la urna. La feligresía al anochecer enciende miles de velas, finalmente la procesión entra a la catedral a las 9:00p.m.

Domingo de Pascua:

Procesión del Resucitado: Sale a las 8:00 a.m. de la Iglesia la Caridad, en ella imágenes de la virgen María representada por una Dolorosa, María Magdalena, la Verónica, San Juan y San Pedro , buscan por la ciudad a Cristo, una cuadra antes de llegar a la catedral, la Magdalena se adelanta y encuentra a la imagen de Jesús Resucitado que moviéndose muy lentamente sale de la catedral.

La Magdalena regresa a toda prisa a avisar a los que se han quedado atrás, uno a uno, hace la rutina de caminar hasta el resucitado saludarle con una reverencia y volver a avisar a los demás Comayagua Santa María de La Nueva Valladolid de Comayagua, o simplemente Comayagua, fue fundada por orden del adelantado de Yucatán, Don Francisco de Montejo, quien recomienda a su capitán don Alonso de Cáceres que funde una villa en un paraje que estuviera equidistante de los dos océanos y entre Guatemala y León, Nicaragua.


Así el 8 de Diciembre de 1537, en nombre del Rey de España Carlos I y de María Santísima de la Concepción tomo posesión del lado norte de la ciudad. El Rey Felipe II le confiere el titulo de ciudad en 1557. Su posición estratégica le permite en pocos años convertirse en la sede del poder eclesiástico, del poder civil, centro económico y centro cultural. Después de la Independencia de España, en 1821, se convierte en capital.

Hoy en día, Comayagua es una ciudad de muy fácil acceso. La principal carretera del país pasa por un costado de la ciudad comunicándola convenientemente con las Ciudades de Tegucigalpa (a unos 80 Km. de distancia hacia el sur) y San Pedro Sula (a unos 140 Km. de distancia hacia el norte.

Situada a una altura aproximada de 550 metros sobre el nivel medio del mar y en el centro de un extenso valle, rodeada de majestuosas montañas, Comayagua ofrece un clima cálido que refresca agradablemente por las noches.

La ciudad está construida de acuerdo al antiguo sistema español, basado en una plaza central trazada cuadriculadamente, cuenta con varias construcciones que guardan una rica historia del pasado de Honduras. Destacan la Catedral, las iglesias de La Merced, La Caridad, San Francisco y San Sebastián, así como la sede del Obispado y la sede del Museo de Arqueología de Comayagua, que en su tiempo fue la Casa Presidencial, el Congreso Nacional y el Palacio de Justicia de la
Suprema Corte de Justicia.

La casa en donde nació José Trinidad Cabañas, así como la que habitó Francisco Morazán son ahora monumentos nacionales que se buscan preservar.
Un ambicioso proyecto auspiciado por el programa de cooperación de España, la Municipalidad de Comayagua, el Instituto Hondureño de Antropología e Historia y el gobierno de la nación ha comenzado a dar frutos al rescatar el legado arquitectónico colonial que posee la ciudad. La plaza central acaba de ser totalmente remodelada y es quizás la más bella del país. Así mismo, las fachadas de la mayoría de las casas y edificios en el casco histórico han sido modificadas de
acuerdo a un plan maestro, logrando restablecer el ambiente original de la ciudad. La rotulación de los comercios es otro aspecto que se puede apreciar como resultado de este proyecto.

En la actualidad se está remodelando la plaza de La Merced y se tiene proyectado iniciar una restauración de la Iglesia Catedral de Comayagua a más tarde este año. Por consiguiente, este bello templo está cerrado por el momento.

Quizás el aspecto más sobresaliente de la ciudad como atractivo turístico, además de su rica arquitectura colonial y sus museos, es la tradicional celebración de la Semana Santa. La celebración comienza el domingo de Ramos y termina el Domingo de Pascua. Durante este período de tiempo, la ciudad se sume en un proceso de contemplación por la pasión de Cristo y lleva a cabo una serie de procesiones, algunas con un carácter único. Sin dudas, el evento más atractivo es la elaboración de alfombras de aserrín que se lleva a cabo en las calles de la ciudad para prepararle y hacerle más agradable a Jesucristo el camino rumbo a la cruz. Para ello, se elaboran más de 20 alfombras, las cuales son un esfuerzo personal de varias familias e instituciones que llevan años realizando este magnífico trabajo artesanal, cuyo valor es equivalente al que se puede observar en la ciudad de Antigua, Guatemala durante la misma Semana Santa. Dentro de las procesiones más sobresalientes, podemos enlistar las siguientes: Domingo de Ramos: A las 8:00 A.M. se da inicio a una muy particular procesión, que nos recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, la cual es llamada del Señor de la Burrita, en ella una imagen de Jesús, en tamaño natural, que tiene la particularidad de poseer gonces en las extremidades las cuales le permiten ser sentado en un burro de carne y hueso, así Jesús se pasea triunfante por las calles de la ciudad, acompañado por una multitud que ondea alegremente palmas tiernas de olivo. La música alegre de la banda le pone el toque armónico a la alegre procesión.

Jueves Santo:
“La Ultima Cena”: En la iglesia San Francisco se hace una representación de la última cena del Señor. Procesión del Prendimiento: A partir de las 10:30 p.m. se da inicio la multitudinaria Procesión del Prendimiento, en ella el Nazareno de la Merced, ataviado de blanco, con los ojos vendados, y al compás de lúgubres marchas, transita muy lentamente por la ciudad. La feligresía porta miles de velas que ambientan la procesión, entrando a la catedral hasta en horas de la madrugada.

Viernes Santo:

Después de casi tres meses de preparaciones en la media noche, los artesanos de alfombras, inician una titánica y maratónica jornada de hasta diez horas de labor en la calle del vía Crucis, para las nueve de la mañana se pueden apreciar un total de veinticuatro alfombras de aserrín teñido. La vida de éstas es efímera ya que a las 10:30 p.m..la Procesión del Vía Crucis pasa por dichas alfombras destruyéndolas irremediablemente.

Procesión del Vía Crucis:

Es una de las más solemnes procesiones, da inicio a las 10:30 p.m., partiendo de la iglesia de San Francisco, recorriendo las calles que han sido decoradas con las alfombras multicolor de aserrín teñido. Va representando las catorce estaciones, ilustradas por medio de cuadros vivos. La procesión concluye en la catedral con el acto de la crucifixión.

Procesión del Santo Entierro:

Parte de la catedral a las 5:00 p.m., un Cristo depositado en una urna primorosamente decorada, recorrerá nuevamente la ciudad, es acompañado por siete niñas muy pequeñas vestidas de ángeles las cuales portan letreros que contienen las siete frases dichas por Jesús antes de morir. Seis niñas mas, también vestidas de ángeles, escoltan la urna. La feligresía al anochecer enciende miles de velas, finalmente la procesión entra a la catedral a las 9:00p.m.

Domingo de Pascua:

Procesión del Resucitado:
Sale a las 8:00 a.m. de la Iglesia la Caridad, en ella imágenes de la virgen María representada por una Dolorosa, María Magdalena, la Verónica, San Juan y San Pedro, buscan por la ciudad a Cristo, una cuadra antes de llegar a la catedral, la Magdalena se adelanta y encuentra a la imagen de Jesús Resucitado que moviéndose muy lentamente sale de la catedral. La Magdalena regresa a toda prisa a avisar a los que se han quedado atrás, uno a uno, hace la rutina de caminar hasta el resucitado saludarle con una reverencia y volver a avisar a los demás.

Finalmente, María en un extremo y Jesús en el otro, caminan lentamente hasta encontrarse a mitad de la cuadra, se saludan reverentemente, luego al compás de una marcha triunfante del repique de las campanas, las imágenes se colocan a lo ancho de la calle y se mueven en forma simétrica en esta posición hasta entrar a la catedral en donde se dará inicio a la misa.