Turismo en Ojojona

Cercano a Tegucigalpa capital de Honduras, disfruta del encanto de un pueblo colonial como un tesoro escondido de arte y cultura.
Turismo en Ojojona

Si deseas disfrutar del encanto de un pequeño pueblo colonial debes visitar Ojojona, cercano a Tegucigalpa capital de Honduras, podrás escapar del ajetreo diario y disfrutar del de la Honduras de antaño, casas de paredes blancas cubiertas por tejas de barro.

Conoce más del municipio de Ojojona

Este encantador municipio fue fundado en en 1579 por mineros españoles. Su población de origen lenca se dedica a la agricultura y la elaboración de artesanías pintada a mano de barro negro único en Honduras.

El Centro Histórico de Ojojona fue declarado Monumento Nacional por la importancia de valor patrimonial al contener cerca de 36 inmuebles con antecedentes históricos como la Villa de Trinidad que data del tiempo del general Francisco Morazán.

Atractivos turísticos

  • Feria Patronal: El 20 de enero, día de San Sebastián.
  • Feria Patronal a San Juan Bautista el 24 de junio.
  • Mirador de El Ocotillo: Es una loma llena de pinos en las afueras del pueblo donde se tiene una vista maravillosa y se puede visualizar el pueblo desde lo alto o tener un día de campo.
  • Abrigos rocosos de Pueblo Viejo: Están ubicados a unos ocho kilómetros del Centro Histórico de Ojojona. Además, existe una cueva natural de regular profundidad.
  • Cruz de los Milagros: Es un monumento que se conserva de los antepasados y sirven como un punto de reunión de largas caminatas que realizan los fieles y creyentes.
  • Bocaminas de Guazucarán: Fueron explotadas por españoles e irlandeses. Históricamente se ha dicho que el arquitecto Ladislao Valladares diseñó el primer boceto de nuestro Escudo Nacional y que en él incluyó las bocaminas de Guazucarán, sin embargo, todavía no se han logrado obtener argumentos que sustenten esta teoría.
  • Rancho del Chilate: Es un pequeño caserío donde se mantiene la tradición del almuerzo campestre, el chilate y las rosquillas en miel. Aquí se celebran actividades del Guancaso entre Ojojona y Lepaterique con una lunada y el almuerzo campestre.
  • Casa Pablo Zelaya Sierra: En este lugar funcionó desde la década de los 80 hasta entrado el siglo XXI un museo, pero en 2001 un incendio consumió el inmueble. En 2007 se restauró siguiendo un buen criterio arquitectónico. En la actualidad, la parte privada de la casa es utilizada como café y centro cultural; en la otra funciona actualmente la Escuela Taller que impulsa Coneanfo.
  • Inmuebles patrimoniales: En el Centro Histórico de Ojojona existen 36 inmuebles patrimoniales que datan desde el siglo XVII. Entre ellos se pueden mencionar la Casa Consistorial, la Casa Cural, la Casona de Pancha Martínez, la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, la Iglesia San Juan Bautista cuya construcción inició en la segunda mitad de 1600, etcétera.

Ver Galería fotográfica de Ojojona