Turismo en el Parque Jeannette Kawas (Punta SAL)

Turismo en el Parque Jeannette Kawas (Punta SAL)

Al extremo oeste de la Bahía de Tela se encuentra el Parque Nacional Jeannette Kawas. Toma su nombre de una gran activista ecologista que dio su vida peleando por la conservación de esta bella área natural. El parque es uno de los más importantes de Honduras considerando sus dimensiones y biodiversidad.

Las pequeñas bahías que forman parte de esta península sirvieron de refugio a unos de los más famosos piratas del Caribe. Así mismo, la península forma una barrera natural que protege la hermosa Bahía de Tela de los temporales que provienen del norte. El parque tiene dos áreas distintas bien definidas: la península y la laguna.

La Península

La Península es solo accesible por el mar, y hoy en día se cobra una cuota simbólica de Lps. 30.00 al arribar al parque, misma que es administrada por la Fundación Ecologista PROLANSATE. En Tela hay varios operadores que con lanchas de motor hacen el recorrido en aproximadamente una hora, para después conocer la hermosura natural de este parque.

A los visitantes se les presenta un paisaje encantador: Bellas playas de arena blanca, una exótica y exuberante jungla y un atractivo arrecife coralino habitado por peces tropicales multicolores. Además, durante la excursión, es muy fácil tener un emocionante encuentro con animales como delfines, monos y muchas especies de aves, convirtiendo su paseo en una aventura ecológica inolvidable.

Laguna de los Micos

La Laguna de los Micos es la parte del parque más poblada por aves. Durante el verano, se han identificado más de 350 especies de aves. También es habitada por monos, tortugas, lagartos y muchos otros animales.

La laguna está rodeada por un extenso bosque de mangle, formando canales y cayos donde crecen también otras especies de árboles y plantas tropicales. Al este, la laguna está separada del Mar Caribe por una estrecha barra de arena blanca, formando una extensa playa.

Aldea Garífuna de Miami

La aldea Garífuna de Miami está construida precisamente sobre esta barra. Esta aldea es un verdadero patrimonio cultural en donde es posible ver y convivir con los pobladores Garífunas, quienes construyen sus casas de manaja y caña brava, conservando sus tradiciones centenarias. Esta combinación hace de Punta Sal un viaje obligado para los amantes de la naturaleza.

Aunque existen varios operadores e individuos que le pueden llevar en lancha al parque Nacional Punta Sal, recomendamos que realice su viaje con Garífuna Tours, cuyas oficinas están casi frente al parque central de Tela. Su excursión resultará todo un éxito ya que dicha tour operadora es sumamente profesional.

Relacionados